Suplementos, Tendencias

Ya soy mamá, ¿y ahora qué?

Los suplementos deportivos nos ayudan a retomar nuestra práctica deportiva después de la maternidad

Ser madre es uno de los retos más importantes a los que se enfrenta el cuerpo de la mujer, por todos los cambios por los que se atraviesa y las “secuelas” que quedan después. Podríamos compararlo con un maratón o por qué no, con un “ironmum”, haciendo uso del acertado término que usa la atleta olímpica y madre Isabel Macías (@Macías1500).

Tanto si has dejado de lado tu actividad deportiva durante esta etapa como si no, los cambios físicos experimentados son tan grandes que sin duda volver a ponerse en forma puede ser un objetivo difícil de alcanzar para muchas mamás.

Para lograrlo toda ayuda va a ser poca y contar con el aporte de unos suplementos deportivos de la mejor calidad, puede marcar la diferencia.

¿Qué tengo que tener en cuenta para empezar o retomar mi suplementación tras haber sido madre?

Como siempre el punto de partida se establece siguiendo 3 criterios:

  • Mi estado de salud: hacerse un análisis para valorar hasta qué punto mi cuerpo se ha repuesto y tener en cuenta que las necesidades de tu organismo pueden haber cambiado con respecto a antes y mucho si, por ejemplo, estás en periodo de lactancia materna o ya lo has dejado atrás. Las necesidades de Hierro, Calcio, Magnesio u Omega3, por ejemplo, pueden ser distintas y por eso, la indicación de un suplemento u otro puede variar, siempre teniendo en cuenta la dieta. La suplementación con DHA, un ácido graso Omega 3, por ejemplo, durante el embarazo y la lactancia materna es muy importante para el desarrollo del cerebro del feto y el lactante y para prevenir problemas de salud también de la madre.
  • Mis objetivos: desde luego no es lo mismo si solo quieres recuperar la forma perdida, iniciar una práctica deportiva o retomar la que ya hacías, o, en el caso de las deportistas profesionales, si quieren acceder a una competición futura en las mejores condiciones. Los suplementos deportivos han de indicarse en base a los objetivos de cada persona en cada momento.
  • Consultar con un especialista en nutrición deportiva, que es lo que siempre recomendamos desde SDV para poder definir adecuadamente los suplementos que necesitas, si los necesitas, y las dosis más ajustadas a tu caso concreto. En función de los dos criterios anteriores, el profesional especializado te recomendará aquellos suplementos que mejor te sirvan.

Por último, siempre hacer uso de suplementos deportivos de la máxima calidad, que no solo aseguren que su contenido en exactamente lo que reseñan (evitando interacciones indeseadas) sino que además estén formulados con miras a una mayor biodisponiblidad del suplemento en cuestión. Esto no solo te dará seguridad hacia tu salud, también hacia tu bolsillo.

Después de esto, solo queda empezar con la práctica deportiva, ser constantes y ver cómo los cambios en positivo del cuerpo empiezan a hacerse visibles.

Visitar tienda SDV.

 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *